Cómo potenciar (y amar) tus rasgos

February 27, 2018

¿Cuántas veces nos hemos frustrado mirando en el espejo, buscando eso que (según nosotras) no tenemos? Eso que deseamos, eso que queremos más pequeño, más grande, más perfilado, menos perfilado...

 

Cuánto podría decirnos nuestro reflejo...

 

El post de hoy no es un tutorial como tal, aunque también añadiré algunos consejos, que para eso estoy. Hoy, quiero dejar claro que todas, TODAS, tenemos algo que podemos potenciar a su máximo esplendor. Y que, por desgracia, no vemos porque estamos obcecadas en mirar aquellos que no nos gusta.

 

Ejemplo 1:

María tienen unos pómulos que serían la envidia de cualquier cirujano plástico, pero María sólo se fija en que, al tener el ojo encapotado, no le sale el eyeliner deseado que ve en las revistas, en Youtube o Instagram.

 

Lo primero, yo a ella le recomendaría que primero se dijese todos los días a sí misma que un eyeliner está sobrevalorado porque hay muchísimos más tipos de maquillajes que pueden hacer lucir su ojo, de verdad.
Aunque si persiste y quiere seguir intentándolo con el eyeliner, que pruebe a realizarlo con el ojo abierto, marcando primero una línea por dónde se supone que debería ir, siguiendo la línea de las pestañas inferiores. Porque si se lo hace con el ojo cerrado, en cuánto lo abra se perderá toda la forma y el grosor. De paso le pasaría el enlace de mi post dónde explico cómo lo hago yo, dónde se ve ésta técnica: click aquí, María.
 

Lo segundo, que aprenda a esculpir sus pómulos, que aprenda a ver lo que tiene bonito para elevarlo a la categoría de precioso. Con un bronceador o un polvo para contornear, un colorete acorde con su piel y un iluminador... Lo tiene todo hecho en su rostro.

 

Porque, de verdad, los demás no se fijan en lo que nosotras sí nos obsesionamos... Pero ponte un buen iluminador y ya te digo yo a ti que se fijan en cómo brillas con luz propia ese día.

 

 

Ejemplo 2:

Pepa tiene unos labios maravillosos en los que cualquier labial puede lucir sin necesidad de mucho esfuerzo. Pero, Pepa, en lo único que se fija es en que no tiene la mandíbula tan marcada como le gustaría.

 

En este caso, le diría a nuestra amiga Pepa que se comprase un perfilador y un labial rojo (si es que no lo tiene aún), de ese tono rojo que le dice a un día cualquiera "estoy aquí y estoy para quedarme". Amiga Pepa... Una mandíbula marcada no lo es todo y siempre nos quedará el ángulo contrapicado para los selfies, pero unos labios bien definidos acompañados de una sonrisa, hace que cualquier otro detalle quede muuuuuy por detrás.

 

 

 

Ejemplo 3:

Lola tiene unos ojos verdes almendrados que serían la envidia de cualquier felino. Pero claro, Lola en lo único que piensa es que tiene los labios tan finos que no puede ponerse los labiales que a ella le gustarían, porque no le lucen, porque no tiene suficiente, porque esos labios no son válidos. ERROR, LOLA, ERROR.

 

Si quieres hacer parecer tus labios un poco más gruesos sin que sean muy evidentes, prueba a perfilarlos con un tono nude, similar al color de tu labio, perfilando 1 mm por encima de la línea natural de tu boca. Después, aplica un gloss bonito para ganar volumen y a lucir.

 

Pero Lola, por favor, mira tus ojos, date cuenta de que un ahumado te potenciaría el color de los ojos al límite, que con un eyeliner difuminado podrías tener una mirada tipo "la caidita de Roma". Jarl. Concretamente, los tonos bronces y amarronados intesificados con un kohl negro resaltarían aún más el verde tus ojos. Dale duro.

 

 

Y  hasta aquí los ejemplos. Claramente los nombres me los he inventado, pero las situaciones no. Esto pasa todos los días, a todas horas. Mujeres que, debido al bombardeo de imágenes de caras "perfectas", de cuerpos "perfectos", sólo son capaces de ver lo "imperfecto" de sí mismas.

 

Mi visión del maquillaje, es como una herramienta para potenciar, para disfrutar, para jugar con colores y texturas. Y, sobretodo, para hacernos sentir las dueñas del mundo. Mínimo de nuestro mundo. Pues anda que no he recurrido yo veces al Labial-Rojo-de-Emergencias-para-Lunes-Horrorosos. Porque sí, porque se afronta mejor, hombreya.

 

 

 

Espero que este post os haya sacado una risa y que os sirva para que, cuando os miréis al espejo la próxima vez, sonriáis admirando vuestros pómulos, vuestra mirada, vuestros labios, cejas, mandíbula, nariz, lo-que-sea.

 

Viva el amor propio, chicas.

 

 

 

Un beso enorme.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El día de la boda 👰💍

April 2, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Suscríbete
Comparte el artículo
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco